KTM Freeride E. Silencio en el campo. Desde 10.897 € (parte 2 de 2).

(Viene de aquí)

buy tramadol without prescription

Rendimiento

klonopin online no prescription

La KTM Freeride E tiene tres niveles de potencia que a continuación detallo:
Nivel 3 (22 CV). Si exprimes la Freeride E en subida, no tengo ninguna duda de que te fundirás la batería en 30 minutos, que, además, te parecerán un suspiro con la velocidad y los derrapajes.
Nivel 2. El ideal para el enduro. Monte a través en subida, da mucho de sí, y con un consumo 0 en bajada, la técnica y el esfuerzo a aplicar son máximos. En estas condiciones, pasé de los 75 minutos, con 7 vueltas a la crono, y aún restaba el 20% de carga.
Nivel 1. Sin probar el tiempo total de uso (sólo ha sido una toma de contacto), se siente un recorte del brío, aunque con una respuesta todavía llena, con suficiente fuerza para trepar por cualquier rampa.

tramadol for sale

En Bajada

tramadol online pharmacy

Como toda eléctrica, la Freeride E no retiene nada: Se siente en bajada como una bici de 95 kilos.
Con la Freeride E en una trialera de descenso, debes tirar casi constantemente del freno trasero e irás con la rueda arrastras por los tramos más comprometidos, para detenerte, cuando haga falta, apretando la maneta derecha. La verdad es que la Freeride E se adaptaba a los peraltes de madera de una pista de descenso para bicis con una naturalidad que parecían estar diseñados para ella. Fluía con tal soltura que a veces volaba sobre tramos estrechos como la huella del neumático.

ambien for sale

Y en el paso más vertiginoso de la ruta, la Freeride también se mostró excelente para el descenso extremo. El guía se detuvo tres o cuatro metros por delante, frente a un panorama que se antojaba como el mismísimo vacío. Se volvió hacia el grupo para decir: “let’s go”; y le vi desaparecer hacia abajo. Tomé aire, lo contuve, y abrí gas sin mirar al abismo que se iba abriendo a mis pies. La Freeride deslizaba por aquel tobogán de vértigo con un aplomo inesperado, mientras me limitaba a estirar los brazos y a poner el trasero sobre el final de la moto. Del pánico pasé a la cautela, de la cautela al disfrute, y al final el disfrute fue arrollado por el frenesí. Con aquella sensación tan intensa descubrí cómo la Freeride E se aplomaba mejor ¡abriendo el gas en plena rampa!. Una eterna bajada, que resultó ser una pista de descenso en esquí.

ativan for sale

¿Para Principiantes?

buy xanax without prescription

Sin ninguna duda, la Freeride E es ideal para los ellos en off road. Una moto automática para los pasos complicados, que ofrece una confianza extra con un asiento a 910 mm del suelo, con una ligereza única en el enduro. Para ellos, no tiene rival.

buy phentermine online

¿Para el Domingo?

Con la Freeride E puedes hacer una salida con subidas rápidas y bajadas más trabajosas con más tiempo; así tienes hora y media de enduro para llegar con ganas al almuerzo, durante el que puedes recargar la batería para hacer después otra hora larga de moto y llegar satisfecho a la ducha.

buy valium online without prescription

¿Para el Ciclista?

En el evento, Danny Macaskill fue presentado como el “Embajador de la Freeride E”, algo que nos puso sobre la pista y que confirmamos en ese descenso diseñado para bicis, cuando mi grupo adelantó a varios ciclistas dentro del recorrido. Además, nuestra compañera Eva Castro, con varias temporadas en la Copa del Mundo de descenso en bici, me confirmó lo adaptable que le resulta la Freeride E, porque para alcanzar el inicio de cada bajada, emplean remontes, furgonetas o algunas bicis con baterías de apoyo. Con la Freeride E, además del descenso, podrán disfrutar igualmente del ascenso por una trialera.

soma online no prescription

Mantenimiento

buy valium without prescription

Cambio de 155 ml de aceite de transmisión cada 50 horas.

Precio

Freeride E-SX (MotoCross)….10.897 €
Freeride E-XC (Enduro)……….11.197 €
Batería extra…………………….3.000 €
¿Cara?… Habría que preguntarse cuánto cuesta el combustible de un año de salidas, y de dos, y de tres…

El Futuro

Esta KTM eléctrica abre una senda para liberar al enduro de la criminalización que sufre en la actualidad, porque con 14 motos haciendo la crono en la montaña, se podía mantener al lado una conversación de salón o hablar por teléfono sin estridencias, y cuando pasamos al lado de muchos senderistas, su reacción fue siempre apacible. Pero hoy día, resulta todavía muy difícil tasar al completo el valor que aportará la KTM Freeride E.

Tomás Pérez