El debut de los monstruos eléctricos de Mugen - Honda

 

Mugen acaba de “soltar” a un par de monstruos en Tokio, pero afortunadamente para la civilización, estas bestias fueron hechas solo para “comerse” el asfalto. Son los proptotipos de la E.Rex y la Shinden Roku, que han causado sensación en la 44º Feria de las Motos de la capital nipona.

Los favoritos

La compañía Mugen, mejor conocida por diseñar y distribuir repuestos para vehículos Honda, ha estado construyendo motos eléctricas durante los últimos cinco años para competir en el TT Zero: el estreno mundial obligado para las motos eléctricas de gran potencia.

Ha ganado las últimos tres competiciones, después de llegar en segundo lugar en sus primeros dos intentos. El equipo de Mugen vuelve a ser el favorito de este año y con los veteranos de primera categoría John McGuinness y Guy Martin como corredores, se espera que establezca un nuevo récord, superando la marca de velocidad promedio de 193 km/h conseguida el año pasado.

Shinden y Rex

Si bien no hay duda de que la Shinden se comerá el circuito de la Isle of Man Mountain Course, la otra moto que comparte el stand en el 44º Show de Motocicletas de Tokio presagia algo bastante más grande: la participación activa de Honda en el programa de baterías de Mugen y un posible cambio de dirección.

Lo cierto es que la Shinden Roku de este año es una evolución moderada de la máquina que compitió el año pasado, en vez de ser un modelo completamente nuevo, que es lo que Mugen ha presentado en ediciones pasadas.

Es obvio que tiene algunas diferencias menores en la carrocería delantera y trasera y pesa 248 kilos (unos 20 menos que el modelo anterior), pero el motor parece ser la misma unidad usada en 2016, aparentemente sin cambios, puesto que tiene igual salida 160.9 caballo de fuerza y 210 Nm de par.

Lo que sí ha cambiado es la batería, se dice que, durante las pruebas de febrero, se menciona una nueva batería que parece haber funcionado tal y como se esperaba. Esto apoyaría la idea de que la potencia de salida no es lo que está haciéndoles ser una vuelta más rápidos, sino más bien la energía disponible para hacer uso de esa potencia.

Construida sobre con el mismo aluminio de un Honda CRF 250 con una carrocería destinada a evocar la presencia prehistórica del dinosaurio que le da nombre, la E.Rex es más un mensaje que una motocicleta real, dado que aún no se publicaron sus especificaciones técnicas.

Estas motos eléctricas de aspecto tan feroz como asombroso fueron presentado con estas palabras: “Mugen y Honda procederán a trabajar juntos para explorar el potencial futuro en todo el mundo de las máquinas eléctricas de motocross”.

Honda va a por el motocross

Esto marca el comienzo oficial de la participación activa de Honda en el programa. También ​​parece indicar que el gigante de la fabricación automotriz tendrá al segmento de motocross del mercado como su próximo objetivo.

Eso es algo que sorprende, ya que sus esfuerzos eléctricos anteriores se han limitado a scooters, como el concepto de EV-Cub que viene prometiendo su llegada desde 2009 y que finalmente podría estrenarse en las calles japonesas en 2018 y a algunos proyectos de bicicletas eléctricas.

La competición de la TT Zero está programada para el 7 de junio de este año, aunque los expertos esperan ver antes a McGuinness y a Martin conduciendo sus nuevos “monsters” en Japón, el 10 de abril cuando se espera tengan la oportunidad de familiarizarse con ellos.