Científicos del MIT crean el "petróleo eléctrico", una batería semi-sólida

Un grupo de investigadores del MIT (Massachussetts Institute of Techology) ha creado una batería de litio en estado semi-sólido a la que han llamado “crudo de Cambridge”. El producto permitiría recargar vehículos eléctricos desde un surtidor, como si se tratara de combustible. De llevarse a cabo supondría un avance muy importante en materia de baterías y recargas para vehículos eléctricos. Según sus creadores el “crudo de Cambridge” ofrece una alta densidad energética en forma de partículas suspendidas en un electrolito líquido, y podría reducir a la mitad el peso y el coste de los sistemas de acumulación actuales.

buy tramadol without prescription

Con el “crudo de Cambridge” realizariamos una actividad muy parecida al repostaje: llenariamos el depósito con producto recargado por un lado, y desecharíamos el material gastado por otro lado. Lo interesante es que el “combustible eléctrico” desechado podría ser reutilizado. Con este revolucionario material se solucionarían los dos principales inconvenientes que el público ve aún en los vehículos eléctricos: la autonomía y el repostaje. Los científicos implicados en el proyecto creen que este “petróleo eléctrico” podría ser hasta 10 veces más eficiente que las baterías convencionales, y hasta un 50% más barato. Las baterías líquidas no son algo nuevo, pero según parece, nunca nadie había conseguido resultados semejantes.

klonopin online no prescription

Los investigadores del MIT se muestran moderadamente optimistas, y es que uno de los líderes del proyecto es el científico Yet-Ming Chiang que en 2001 fundó A123 Systems, una de las empresas más importantes en el desarrollo de baterías de litio de alta capacidad. Chiang afirma que con este avance “han reinventado la batería recargable”. La tecnología que han desarrollado es potencialmente una familia completa de sistemas de baterías nuevas, ya que se trata de “una arquitectura de diseño que no está vinculada a ninguna química en particular”. Chiang y sus colegas están explorando diferentes combinaciones químicas que podrían ser utilizadas en el sistema de batería semi-sólida, y dice que “a medida que tengamos mejores materiales, mejor los vamos a poder adaptar a esa arquitectura”. La licencia del “Crudo de Cambridge” pertenece a la compañía 24M Technologies, fundada por el propio Chiang, W. Craig Carter (otro de los científicos líderes del proyecto) y por el empresario Throop Wilder.

tramadol for sale

 

tramadol online pharmacy

Miguel Guilarte

ambien for sale

Fuentes: MIT News, RACC, y Autoblog

ativan for salebuy xanax without prescription buy phentermine online buy valium online without prescription soma online no prescription buy valium without prescription