9 cosas que puedes olvidar si tienes una moto eléctrica

El mercado actual ofrece una gran variedad de motos eléctricas. Es posible encontrar ofertas de los más variados diseños, autonomía, kilometraje punta y por supuesto de una amplia gama de precios. Moto eléctrica Bultaco Rapitan
Más allá de que resulten una buena inversión en el ámbito ecológico pues no emiten gases tóxicos, la adquisición de este tipo de vehículos se amortiza rápidamente gracias al ahorro, pues tu bolsillo sentirá la diferencia desde el primer día.
Por si te quedaban dudas, aquí tienes una lista de nueve cosas de las que debes olvidarte en el momento en que cambies de una moto común a una que funcione con electricidad.
1 – El combustible: dejarás de depender de tener que gastar dinero diaria o semanalmente para cargar combustible, pues solo tendrás que tener la precaución de enchufar tu moto en casa o en los puntos de recarga que ya hay en la mayoría de las grandes ciudades y que suelen ser gratuitos. A este punto puedes sumarle los filtros de combustible, de los que también prescindirás.
2 – El aceite: los motores eléctricos no necesitan el tipo de lubricación que requiere el de combustión, por lo que también estarás ahorrando en los recambios de aceite que tu antigua moto necesitaba cada tantos kilómetros, en la comprobación periódica del nivel del mismo y si no es necesario ponerle aceite, tampoco tendrás que cambiar los filtros.
3 – Las bujías: ya no será imprescindible depender de que tu mecánico o tú mismo verifiquen el estado, la limpieza o la durabilidad de las bujías, porque en cuanto tengas tu moto eléctrica no volverán a darte dolores de cabeza.
4 – Embrague: ni reemplazos, ni controles, ni revisión y/o ajuste de cables, ni líquidos, ni nada. Las motos eléctricas no tienen marchas por tanto carecen de embrague, así que este punto se suma a los muchos que dejarán de ser parte del mantenimiento de tu vehículo.
5 – Mangueras de combustible: la revisión periódica de estos elementos es fundamental, ya que una pérdida puede resultar peligrosa y anti económica. Otra cosa más que puedes tachar de tu lista de prioridades.
6 – Las válvulas: el ajuste de las válvulas es otro de los temas que suelen ser delicados y requieren mano de obra especializada para llevarlo a cabo; pues eso, que puedes quitártelo de la cabeza, un tema menos.
7 – Los cables del tirador de aire: estos cables como otros que tienen las motos comunes, suelen requerir un control y sobre todo, una correcta lubricación. En las motos eléctricas ya no los tendrás que verificar porque no están.
8 – Las correas de distribución: como es lógico a medida que se usan se desgastan y cada tanto tiempo es inevitable tener que cambiarlas y para ello recurrir al mecánico. Otro gasto que puedes omitir.
9 – Sincronización: ¿Cuántas veces te habrá pasado que por diferentes circunstancias se des-sincroniza el acelerador? Otra vez debías recurrir al especialista para que la velocidad de ralentí sea la correcta. Olvídate para siempre de ese asunto también.
Como puedes comprobar, el ahorro no solo vendrá del lado del combustible, sino que existen un montón más de elementos de los que ya no dependerás y que resultan significativos a la hora de hacer el balance de gastos.

buy tramadol without prescriptionklonopin online no prescription tramadol for sale tramadol online pharmacy ambien for sale ativan for sale buy xanax without prescription buy phentermine online buy valium online without prescription soma online no prescription buy valium without prescription