49 nuevos puntos de recarga repartidos entre el Barcelonés Nord y L'Hospitalet de Llobregat

Badalona, Santa Coloma de Gramanet, Sant Adrià de Besòs y L’Hospitalet de Llobregat han estrenado este sábado 49 puntos de recarga para vehículos eléctricos que están ubicados en nueve aparcamientos de titularidad pública. La implantación de esta tecnología la ha coordinado el Consell Comarcal del Barcelonès a partir de una subvención del Institut Català de l’Energia y un proyecto desarrollado por Barcelona Regional. Badalona cuenta con 24 puntos de recarga de vehículos eléctricos repartidos en cuatro aparcamientos públicos: El Viver, Manel Valls, Pompeu Fabra y Països Catalans. Hospitalet de Llobregat cuenta con 14 puntos en tres aparcamientos. El resto de municipios concentran sus puntos de carga en un solo aparcamiento, dos en Sant Adrià, en el de Plaça de la Vila, y nueve en Santa Coloma, en el aparcamiento de Rambla Sant Sebastià.

buy tramadol without prescription

De los 1.000 vehículos eléctricos (entre particulares y municipales) censados en Catalunya poco más de una decena pertenecen a la zona del Barcelonés Nord. Desgraciadamente son muy pocos, pero tal y como apunta José Lao, responsable de estrategias energéticas de Barcelona Regional, “es como un pez que se muerde la cola, si no hay puntos de carga difícilmente la gente se comprará un coche eléctrico”. Está claro que el futuro del transporte, tanto público como privado, pasa por el vehículo eléctrico. A parte del ahorro económico en consumo y en gastos de mantenimiento, el uso de esta tecnología “respeta más el medio ambiente, es más eficiente y no genera dependencia con otros países, como pasa con los combustibles fósiles” tal y como apunta Patrick Renau, presidente de Volt-Tour.

klonopin online no prescription

El uso del vehículo eléctrico supone un cambio de mentalidad en cuanto a la eficiencia energética. Según Renau, “estamos acostumbrados a consumir mucha energía para pequeños trayectos y eso con el coche eléctrico no pasa”. Los propietarios de un vehículo eléctrico tienen que aprovechar el tiempo que están estacionados para recargar las baterías, ya que tienen una autonomía de entre 130 y 180 km con una carga completa, que suele ser de entre 6 y 8 horas. Para que la transición hacia el vehículo eléctrico se produzca es básico crear una eficiente red de puntos de recarga. Por eso las administraciones deben ponerse manos a la obra cuanto antes. Según Tomás Vizcaíno, consejero delegado de Engestur, la empresa pública que gestiona los aparcamientos de Badalona, “las administraciones tienen que ir siempre por delante y esta claro que el futuro es el coche eléctrico, por eso, la administración tiene que guiar y dirigir a los ciudadanos en esta linea”.

tramadol for sale

 

tramadol online pharmacy

Miguel Guilarte

ambien for sale

Fuente: Europa Press, La Vanguardia

ativan for salebuy xanax without prescription buy phentermine online buy valium online without prescription soma online no prescription buy valium without prescription